jueves, 14 de junio de 2007

Calor entre dos cuerpos

En el calor de dos cuerpos que se disfrutan el uno al otro
con tal necesidad de estar juntos
y no querer separarse nunca
disfrutar del cobijo de la noche
del dulce néctar que emana de sus bocas
que al fusionarse
el tiempo se detiene
la luna emite sus rayos sobre sus cuerpos desnudos
y reflejan tal brillo que hasta la propia luna se queda
perpleja de ver cuan hermosura en ellos,
se aleja quedando solo sombras
y en las sabanas de la oscuridad
se distinguen dos siluetas
que con tal sincronía
llevan un ritmo de pasión y amor a la vez
una entrega total sin reservas
que solo ellos son testigos y la noche.

1 comentario:

Colombianita dijo...

Preciosa poesia... La escribiste tu? Visitame alguna vez :)